TAREAS Y RITUALES EN TERAPIA SISTÉMICA


Tanto con las tareas como en los rituales se trata de que varios miembros de la familia hagan cosas conjuntamente. Enalgunas ocasiones, estas tareas se ponen al servicio de la promoción de alianzasalternativas a las existentes, en lo que se denomina reestructuración de límites. A veces también permiten manifestar simbólicamente significados familiaresno explícitos. Podemos distinguir varias modalidades. 

Tareas dentro de la sesión 

Muchas veces implican alguna dramatización (enactment). El terapeuta pideque alguien de la familia realice alguna acción, en el aquí y ahora de la sesión,cuyo significado es alterar alguna función o estructura. 

Ejemplo
Una madre que se queja de que su hijo (de cinco años) no se puede controlar y de queella es incapaz de hacerlo. En un momento en el que el chico no para de ir de un ladopara otro, el terapeuta le puede pedir a la madre que se siente encima de él. De esta formaqueda claro analógicamente que la madre ostenta más poder (y fuerza física) que su hijopequeño, de modo que si no lo controla es, en última instancia, porque no quiere. Serompe, así, la regla de la incontrolabilidad del niño, aunque sólo sea una vez. En ciertas ocasiones las tareas pueden tratar de formar alianzas entre miembrosen conflicto o alterar su patrón comunicacional. 

Ejemplo
En una familia en la que la hija y el padre siempre discuten y la madre siempre intermediaentre ambos, el terapeuta puede pedir que padre e hija hablen sin que la madre puedaintervenir. Para ello, se pueden girar las sillas de forma que tengan que mirarse a los ojos.Eso les permite una oportunidad para interactuar "fuera" del patrón habitual. Por un ladoestán siendo observados por el terapeuta y su equipo; por otro lado, la madre no puedeintervenir.


Tareas para casa
Estas tareas consisten en actividades o cambios específicos que se deben realizar fuera de la sala de terapia después de la sesión. En la siguiente sesión se revisará su cumplimiento, no tanto para asegurarse de que las han hecho,sino para valorar su grado de compromiso con la terapia, saber quién las ha boicoteado, etc. Interesa el resultado y también cómo se ha realizado la tarea.Todos estos elementos también son útiles para entender la dinámica del sistema,con lo cual se podrán proponer nuevas tareas o variar de técnica si éstas no funcionan. 

En general, estas tareas tienen la función de alterar, aunque sea ligeramente,la pauta de interacción familiar que forma parte del problema, con lo que se espera que éste también cambie. Pueden ser tareas puntuales o para realizar periódicamente por uno o varios miembros de la familia.  

Ejemplos.
En un caso de problemas en el rendimiento escolar, se le puede pedir al padre que seencargue de supervisar los deberes del niño (antes lo hacía la madre).En un caso de mala relación padre-hijo, pueden acordar en la sesión una actividad placenterafuera de la sesión en que se pacta no hablar del tema conflictivo.A unos padres que describen a su hijo como "infantil", se les puede pedir que anoten porseparado las conductas de su hijo en un registro con dos columnas: una columna conlas conductas que les parecen más adultas (columna de la derecha) y otra con las másinfantiles (columna de la izquierda).

 La prescripción invariable y los juegos familiares

Este tipo de tarea para casa ejemplifica lo dicho hasta ahora con respecto a su propósito de cambio de patrones relacionales y también al interés que tiene analizar en las sesiones consiguientes las reacciones de los miembros a la prescripción. La prescripción invariable fue formulada por Selvini Palazzoli, Cirillo, Selvini, y Sorrentino, (1988) a partir del análisis profundo de algunos de sus fracasos.

Se aplicó como programa de tratamiento estandarizado para todos los casos de transacción rígida. Los resultados de aplicar la prescripción invariable (de ahí su nombre) de forma homogénea les permitió un análisis pormenorizado de la reacción característica que provoca en cada uno de los miembros de la familia, y en las distintas familias, conocimientos que permitieron su formulación de la teoría de los juegos psicóticos. Se trata de una serie de prescripciones secuenciales que se plantean al final de una serie de sesiones:

1. (Sesión con padres e hijo/a/s). Se convoca a la sesión siguiente sólo a los padres diciendo que hay asunto que conviene tratar con ellos y solo con ellos puesto que son cuestiones concernientes a los padres. 
2. (Sesión solo con la pareja de padres, las consecutivas también). Se prescribe secreto de lo conversado en la sesión y se les convoca a una nueva sesión. 
3. Se prescribe un salida de entre 1 y 2 h. de los padres sin explicar a su/s hijo/a/s dónde van. Si preguntan contestar únicamente “hemos ido a hacer cosas nuestras”. 
4. Se prescribe una salida más larga, en las mismas condiciones. 
5. (Opcional, según la marcha del caso). Se prescribe una salida de fin de semana (hijos mayores de edad) en las mismas condiciones.  

La noción de juego familiar describe una secuencia interaccional compleja que se desarrolla en el tiempo a través de la historia de la familia. Supone, por tanto, una aportación mucho más compleja que la de pauta o patrón interaccional, entre otras cosas porqué toma en cuenta la historia familiar. Esto representa un cambio sustancial con respecto a los modelos sistémicos más comunes que se centran en las pautas actuales. De hecho, el trabajo con la historia se había visto en los inicios del modelo sistémico como algo más propio de los modelos psicodinámicos, y el concepto sistémico de equifinalidad servia el propósito conceptual de justificar el foco en el presente.

 Los rituales familiares 

El uso de rituales en la terapia familiar fue introducido también por el equipo de Milán.Consiste en la prescripción de tareas complejas dotadas de significado simbólico implícito que suponen la ejecución secuencial de múltiples pasos por parte de toda la familia,a menudo con cierto tono ceremonial.














 CLIC AQUÍ PARA DESCARGAR EL PDF

Comentarios

Entradas populares